¿Qué es el Ayuno Intermitente?

0
296

En los últimos tiempos, la sociedad ha dejado de priorizar la belleza y ha ido enfocando su mirada hacia la salud.

Cuando hablamos de bajar de peso o mantener la línea, inmediatamente lo asociamos a un plan de dieta.

Actualmente existen muchos tipos y estilos de dieta, pero antes de aplicar alguno debemos analizar si esa dieta es lo mejor para cumplir nuestro objetivo.

Esto debido a que no todas las dietas son buenas para nuestro cuerpo. La dieta debe ajustarse y basarse en nuestras necesidades y objetivos.

Por ello, es importante que nos apoyemos en un profesional, ya sea un médico o un nutriólogo para llevarlo de la mejor manera.

El día de hoy hablaremos acerca del “Ayuno intermitente”, te explicaremos en qué consiste y aspectos importantes acerca de ello.

Llevar una dieta sana y equilibrada es el mejor método para conservar la línea y mejorar nuestra salud.

¿En qué consiste?

Lo primero que debes saber sobre el Ayuno Intermitente es que es un modo de alimentación basado en ciclos y periodos de ayuno y comida.

No podemos pensar en ello como una dieta, si no más bien en un programa de comidas en el que cuál el objetivo principal es cuándo comes y no que tienes que comer.

Ayunar se diferencia de la inanición en un aspecto crucial: el control.

La inanición es la falta involuntaria de alimento durante un largo periodo de tiempo por lo que no es intencional ni controlada.

El ayuno es aplazar de manera voluntaria la ingesta de comida por motivos religiosos, de salud o de otro tipo. Osea tienes fácil acceso a los alimentos pero decides no comer.

Existen varios tipos de Ayuno Intermitente, pero entre los más populares podemos mencionar:

1- Método 16/8:

A éste método se le conoce también como “Leangains” y consiste en comer durante 8 horas para luego ayunar durante 16 horas.

El periodo de ayuno normal incluye las horas de sueño y unas cuantas horas más.

Puedes saltarte el desayuno y hacer la primera comida al medio día y seguir comiendo hasta las 8.

2- Dieta 5:2:

Consiste en que durante 2 días a la semana reduzcas al máximo la ingesta de calorías (máximo 500 a 600 calorías diarias).

Los días no necesariamente deben ser consecutivos y los otros días de la semana puedes comer lo que quieras.

3- Comer, parar, comer:

Es un tipo de Ayuno Intermitente que alterna los días de ayuno con los días de comer.

Esto quiere decir que comes lo que quieras durante 24 horas y luego tomas un descanso total de comida al día siguiente.

Este patrón debe repetirse 1 o 2 veces a la semana y están permitidas las bebidas sin calorías como el café y el té sin azúcar.

El objetivo del Ayuno Intermitente es decidir cuándo comer y no qué comer.

¿Cómo afecta a nuestro cuerpo el Ayuno Intermitente?

El Ayuno Intermitente además de restringir la ingesta de calorías, también cambia las hormonas del cuerpo para que hagan un mejor uso de tus reservas de grasa.

Entre los cambios que se presentan en nuestro cuerpo por medio del uso del Ayuno Intermitente podemos mencionar:

  • Mejora la sensibilidad a la insulina, sobretodo si lo combinamos con ejercicio:
    Este es un aspecto muy importante para quienes tienen problemas con la pérdida de peso, debido a que los niveles bajos de insulina se relacionan con la quema rápida de grasa.
  • Aumenta la secreción de la hormona del crecimiento, acelera la síntesis de proteínas y la quema de grasa como fuente de energía:
    Esto quiere decir que quemas grasa y construyes músculo rápidamente.
  • Activa la autofagia (limpieza celular):
    Elimina las células dañadas, contribuye a la reparación y ayuda al proceso de regeneración del cuerpo.
  • Pérdida de peso y grasa corporal.
  • Disminución de niveles de insulina y azúcar en la sangre.
  • Aumento de energía, lucidez y concentración.
  • Disminución de colesterol en la sangre.
  • Posible prevención contra el alzheimer.

¿Ayuda a bajar de peso?

Definitivamente si saltamos comidas y creamos un déficit calórico bajaremos de peso.

Sin embargo, si compensas los periodos de ayuno con comidas llenas de grasa y azúcar, este objetivo no será posible.

El Ayuno Intermitente no necesariamente te dice qué comidas puedes o no comer, por lo que efectivamente debes tener cuidado en no consumir comidas muy altas en grasa.

Algunos estudios comentan que si se hace correctamente, el Ayuno Intermitente te ayudará a prevenir la diabetes tipo 2 y reducir calorías.

El cuerpo aprenderá a procesar los alimentos que se consumen durante el periodo de comer mejor y eficientemente.

Existen varios tipos de Ayuno Intermitente

¿Qué hacemos cuando nos ataque el hambre?

Muchas personas que han probado el Ayuno Intermitente se han quejado de ataques de hambre, fatiga y antojos.

Pero otros dicen que el hambre se va una vez que pasas la fase crítica que es de 2 días aproximadamente.

Si tienes ataques de hambre, puedes robar beber té verde o café para ayudarte a llegar a la siguiente comida.

¿Cómo puedo combinar los ayunos con el ejercicio?

Para poder combinar el ejercicio con el Ayuno Intermitente, es necesario que tomes en cuenta ciertos puntos:

  • Si tu objetivo es adelgazar, es importante que el déficit calórico sea moderado y que solo intentes perder entre el 0,5% y el 1% de peso por semana.
  • El incluir sesiones de fuerza en tu rutina de entrenamiento y aumentar la ingesta de proteína para mantener la masa muscular (25% o más de tu ingesta energética total).
  • Debes entrenar antes de la comida más grande que hagas al día.
  • En caso de que quieras combinar entrenamiento de alta intensidad con ayunos, es necesario que lo consultes con tu médico o especialista.

¿Quienes NO pueden hacer uso del Ayuno Intermitente?

Si tienes una buena salud puedes probar el plan de Ayuno Intermitente según tus objetivos.

Sin embargo, no es un plan recomendado para ciertas personas como por ejemplo:

  • Niños.
  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Personas de edad avanzada.
  • Quienes han tenido trastornos de alimentación.
  • Personas que padecen diabetes y otros trastornos metabólicos.
  • Quienes padecen enfermedades cardiovaculares.
  • Personas con cáncer.
No se trata de que dejes de comer, ya que lo más importante es seguir una dieta sana y equilibrada.

Consejos para empezar a hacer un Ayuno Intermitente:

  • No exageres con las porciones de comida después de haber ayunado.
  • No se trata de llenarte de comida después de ayunar, debes consumir una dieta saludable y equilibrada.
  • Consume alimentos ricos en fibra, proteínas de calidad y grasas buenas.
  • Bebe mucha agua o bebidas sin azúcar.
  • Debes tener paciencia, es difícil acostumbrarse a este método pero puedes beber café o té cuando te ataque el hambre.
  • Las comidas más sustanciosas deben ser después de los entrenamientos.
  • Incorpora entrenamientos de fuerza regularmente y asegúrate de comer suficiente proteína para no perder masa muscular.
  • ¡No olvides dormir!, el descanso es muy importante, ya que no dormir lo suficiente puede provocar aumento de peso.
  • Antes de empezar el Ayuno Intermitente debes consultarlo con un médico o especialista.

El Ayuno Intermitente no es un plan de alimentación que cualquier persona pueda seguir.

Pero es un buen método que te ayudará a reducir la grasa corporal.

El Ayuno Intermitente es una herramienta para utilizar de vez en cuando y debes vigilar los alimentos que tomas cuando comes.

No se trata de que dejes de comer, ya que lo más importante es seguir una dieta sana y equilibrada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here