Endometriosis, un problema femenino muchas veces ignorado

0
183

Como mujeres, muchas veces hemos sentido dolores menstruales muy fuertes que en algunos casos nos afecta hasta el caminar.

Para algunas mujeres dicho dolor puede ser paralizante y afectar sus actividades diarias.

Muchas veces ignoramos y normalizamos este dolor asumiendo que es normal sentirlo durante nuestros días.

Pero resulta que éste es uno de los principales síntomas de la endometriosis.

Una enfermedad poco diagnosticada que afecta a unas 200 millones de mujeres alrededor del mundo.

¿Qué es la endometriosis?

Es un trastorno a menudo doloroso en el cuál el tejido del endometrio (el que expulsamos durante la menstruación) crece fuera del útero.

Dicho trastorno afecta comúnmente a los ovarios, las trompas de falopio y el tejido que cubre la pelvis.

En ocasiones el tejido endometrial se puede diseminar más allá de los órganos pélvicos (diafragma y los pulmones).

Con este trastorno, el tejido similar al endometrio actúa como lo haría el tejido endometrial.

En otras palabras, se engrosa, se descompone y sangra con cada ciclo menstrual.

Como este tejido no tiene forma de salir del cuerpo, se queda atrapado.

Cuando afecta los ovarios puede propiciar la aparición de quistes llamados endometriomas.

El tejido circundante puede irritarse y provocar tejido cicatricial o adherencias, que son bandas anormales de tejido fibroso que hacen que los tejidos y órganos pélvicos se peguen entre sí.

La endometriosis puede causar dolor, muchas veces intenso sobretodo durante los periodos menstruales.

La endometriosis es un trastorno que provoca que el tejido del endometrio crezca fuera del útero.

Sintomas:

El síntoma más común de la endometriosis es el dolor pélvico muchas veces asociado a dolores menstruales.

Aunque muchas mujeres tienen cólicos durante su periodo, las mujeres con endometriosis suelen tener un periodo más doloroso de lo usual.

Dicho dolor puede aumentar con el tiempo si no se trata.

Entre sus síntomas podemos mencionar:

1- Dolores menstruales fuertes (dismenorrea):

Podemos experimentar dolor pélvico y cólicos antes y durante varios días del periodo menstrual.

Así mismo presentar dolor en la parte baja de la espalda y el abdomen.

2- Dolor al tener relaciones sexuales:

Es posible que sientas dolor durante las relaciones sexuales e incluso después de haberlas tenido, es algo común cuando se padece endometriosis.

3- Sentir dolor al hacer tus necesidades:

Es probable que presentes dolor al orinar o defecar, sin embargo estos problemas se presentan más comúnmente durante el periodo menstrual.

4- Sangrado excesivo:

Las mujeres con endometriosis pueden presentar sangrados abundantes, esporádicos o sangrado entre periodos.

Si sientes que estás sangrando demasiado, te dura mucho tiempo o sientes debilidad, comunícate con tu ginecólogo para que pueda ayudarte a detener el sangrado.

5- Problemas de esterilidad:

En algunos casos la endometriosis se diagnostica primero en aquellas personas que buscan tratamiento para la infertilidad.

6- Otros síntomas:

Así mismo, las mujeres con endometriosis pueden presentar otros síntomas durante sus ciclos menstruales como:

  • Diarrea.
  • Fatiga.
  • Estreñimiento.
  • Hinchazón o nauseas.
En el mundo 1 de cada 10 mujeres padecen endometriosis pero el diagnóstico puede tardar hasta 10 años.

Es importante que sepas que la intensidad del dolor no es necesariamente un indicador confiable de la extensión de la afectación.

Ya que es posible que padezcas endometriosis y tengas dolores leves así como padecerla y no presentar ningún dolor.

Muchas veces se asocia a la endometriosis con otras afecciones que causan dolor pélvico como:

  • La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).
  • Los quistes en los ovarios.
  • Síndrome de intestino irritable.

¿Cuáles son las causas de la endometriosis?

A pesar de que las causas de la endometriosis no están claras, existen algunas explicaciones como las que mencionaremos a continuación:

1- Menstruación retrógrada:

Produce que la sangre que contiene las células endometriales regrese a través de las trompas de falopio hacia la cavidad pélvica en lugar de salir del cuerpo.

Posteriormente se adhieren a las paredes pélvicas y superficies de los órganos pélvicos donde crecen y continúan engrosando y sangrando en cada ciclo menstrual.

2- Transformación de células peritoneales:

En la teoría de la inducción, los expertos comentan que las hormonas o factores inmunitarios promueven la transformación de las células peritoneales (las que cubren el lado interno del abdomen) en células similares a las del endometrio.

3- La transformación de células embrionarias:

Las hormonas como el estrógeno pueden transformar las células embrionarias en implantes celulares similares a los del endometrio durante la pubertad.

4- Implantación de cicatrices quirúrgicas:

Después de una cirugía como una histerectomía o una cesárea, las células endometriales pueden adherirse a una incisión quirúrgica.

5- Transporte de células endometriales:

Los vasos sanguíneos o el sistema de líquido intersticial (linfático) pueden transportar células endometriales a otras partes del cuerpo.

6- Trastorno del sistema inmune:

Un problema con el sistema inmunitario puede hacer que el cuerpo sea incapaz de reconocer y destruir el tejido endometrial que está creciendo fuera del útero.

Factores de riesgo:

Existen algunos factores de riesgo que pueden incrementar las posibilidades de desarrollar endometriosis, como por ejemplo:

  • Nunca haber dado a luz.
  • Comenzar el periodo menstrual a una edad temprana.
  • Tener menopausia a una edad avanzada.
  • Ciclos menstruales cortos (menos de 27 días).
  • Periodos menstruales intensos que duren más de 7 días.
  • Niveles altos de estrógeno en el cuerpo.
  • Bajo índice de masa corporal.
  • Antecedentes familiares con endometriosis.
  • Afecciones médicas que impidan el paso normal del flujo menstrual fuera del cuerpo.
  • Anomalías del aparato reproductor.
Una de las razones por las que la endometriosis es tan poco diagnosticada es porque muchas veces se normalizan sus síntomas y la falta de conciencia sobre la enfermedad.

La endometriosis por lo general se desarrolla varios años después del inicio de la menstruación.

Sus signos y síntomas pueden mejorar temporalmente con el embarazo y pueden desaparecer completamente en la menopausia a menos que tomes estrógeno.

Consecuencias:

La principal complicación que produce la endometriosis es el deterioro de la fertilidad.

La mitad de las mujeres que padecen endometriosis tienen dificultades para quedar embarazadas.

Ya que la endometriosis puede obstruir la trompa de falopio e impedir que el óvulo y el espermatozoide se unan.

Así mismo parece afectar la fertilidad de formas menos directas como dañar el óvulo o el esperma.

Aunque muchas mujeres con endometriosis leve o moderada pueden concebir y llevar un embarazo a término.

Los expertos recomiendan que no se demoren en tener hijos ya que la afección puede empeorar con el tiempo.

Otra de las complicaciones asociadas es el cáncer, ya que el cáncer de ovarios se presenta en tasas mas altas en las mujeres con endometriosis.

Algunos estudios sugieren que la endometriosis aumenta ese riesgo, pero todavía es relativamente bajo.

Aunque es raro, otro tipo de cáncer, el adenocarcinoma asociado con la endometriosis, puede desarrollarse más tarde en la vida en las personas que han tenido endometriosis.


La endometriosis muchas veces es una enfermedad muchas veces ignorada y poco diagnosticada.

Mucho de esto tiene que ver con que normalizamos sus síntomas y la falta de información que hay respecto a este trastorno.

Desgraciadamente muchas se dan cuenta que lo padecen cuando están en el proceso de embarazarse lo cuál podría evitarse generando más conciencia de la enfermedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here