Efectos del sobrepeso sobre nuestros huesos

0
414

Al correr de los últimos años se han venido mirando diversos problemas en la salud de la sociedad actual producto de la mala alimentación.

La comida rápida es un protagonista diario en la vida de muchas personas.

Después de tanto tiempo de llevar una mala alimentación es ahora donde la sociedad está mostrando los signos y consecuencias de este mal hábito.

La obesidad puede causar diversos problemas médicos y sociales, comenzando en la niñez e intensificándose durante toda la vida.

Actualmente cerca del 40% de los niños y adolescentes en edades de 2 a 19 años tienen sobrepeso u obesidad.

¿Cómo nos afecta?

El exceso de peso puede causar carencias de vitaminas, desbalances hormonales.

Así mismo el sobrepeso puede tener un efecto devastador en la salud ósea y en las articulaciones ya que las sobrecarga y crea tensión en ellas.

Además de elevar los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes, el sobrepeso te puede producir:

  • Afecta el crecimiento de los huesos y la salud esquelética global.
  • Causa deformación, dolor y una movilidad limitada de por vida.
  • Disminución de la calidad de vida.
  • Inflamación y dolor en las articulaciones y músculos.

El impacto se nota más en los niños, debido a que los huesos crecen en tamaño y fuerza durante la niñez.

El exceso de peso puede dañar la placa de crecimiento, el área de cartílago que se desarrolla en el extremo de los huesos del brazo, pierna y otros huesos largos.

Las placas de crecimiento regulan y ayudan a determinar la longitud y forma de un hueso cuando se completó el crecimiento o se llegó a la madurez.

El sobrepeso impone una sobrecarga excesiva en la placa de crecimiento y puede llevar al niño u adolescente a sufrir una artritis:

  • Artritis precoz.
  • Mayor riesgo de fractura en los huesos y otras condiciones serias.
  • Deslizamiento de la epífisis capital femoral.
  • Enfermedad de blount.

Deslizamiento de la Epífisis Capital Femoral:

Es un trastorno ortopédico en la cadera de adolescentes, causa semanas de dolor en la rodilla o cadera y una cojera intermitente.

Ocurre cuando la esfera en el extremo superior del fémur se desliza hacia atrás y sale de su calce por debilidad de la placa de crecimiento.

La disfunción hormonal causada por la obesidad podría alterar la función de la placa de crecimiento provocando que la cadera de un niño se deslice.

Enfermedad de Blount:

Es otra condición en la que los cambios hormonales y sobrecarga aumentada sobre la placa de crecimiento causados por el exceso de peso llevan a un crecimiento irregular y deformación en las piernas.

Enfermedad de Blount.

La deformación progresiva e incomodidad en la rodilla es la queja más común.

En los niños pequeños con este problema se necesita un aparato ortopédico para la pierna y poder corregir el problema.

Sin embargo en otros casos podría necesitarse cirugía, los niños con sobrepeso tienen un mayor riesgo de complicaciones relacionadas a este procedimiento.

Debido a infecciones, retraso en la consolidación del hueso, fracaso en la fijación y recurrencia en la enfermedad de blount.

Fracturas y complicaciones relacionadas:

Los niños con sobrepeso tienen mayor riesgo de fracturas, debido a la sobrecarga en los huesos o huesos debilitados.

Estos niños podrían tener mayores complicaciones que pueden retrasar o alterar los desenlaces de tratamientos.

Como por ejemplo, el manejo de muletas, los implantes de metal puede que no sean lo suficientemente fuertes ara reparar sus huesos, yesos, etc.

Pies planos:

Las personas con sobrepeso generalmente tienen los pies planos, sufren dolores y se cansan fácilmente al caminar, sobretodo a largas distancias.

La pérdida de peso es suficiente para aliviar el dolor de los pies planos, y para corregirlo se recomiendan ejercicios de bajo impacto como la natación.

Movilidad alterada:

Los niños diagnosticados con obesidad pueden presentar dificultades con la coordinación.

Este problema se denomina Trastorno del Desarrollo de la Coordinación (DCD).

Este trastorno puede limitar o alterar la habilidad de un niño para hacer ejercicio, resultando en una ganancia de peso.

En los niños los efectos del sobrepeso son mayores, ya que también afecta y limita el crecimiento de sus huesos.

Es importante hacer referencia al impacto de la obesidad sobre los huesos, debido a que a largo plazo las personas obesas tienen mayor riesgo de sufrir artritis.

Así mismo muchas de ellas van a necesitar una prótesis de cadera o de rodilla a largo plazo y el problema es especialmente grave en los menores.

Según un estudio realizado por investigadores del Hospital General de Massachusetts en Boston, se afirma que:

El sobrepeso en adolescentes se asocia a una mayor probabilidad de sufrir un daño permanente e irreparable en sus huesos.

Al mismo tiempo hará que tengan un mayor riesgo de fracturas conforme pasen los años.

El exceso de peso tiene efectos negativos sobre las articulaciones ya que el peso ejerce presión sobre los tejidos de conexión alrededor de las articulaciones como los tendones.

Esta presión es la que causa inflamación dando lugar a una lesión conocida como tendinitis que causa hinchazón y dolor.

Otro problema relacionado es la Bursitis, que es la inflamación en la bursa causando dolor y discapacidad.

La bursa es una bolsa serosa que se encuentra en articulaciones como la cadera, hombro y rodilla.

La Bursa sirve como protección para los músculos y tendones ayudando al deslizamiento entre ellos.


Las personas con obesidad o sobrepeso deben ser conscientes de que sus huesos y articulaciones pueden resultar gravemente dañados si no toman medidas.

Siempre se está a tiempo de revertir un problema de salud, sobretodo uno como éste que nos resta calidad de vida a todos los niveles y años.

La prioridad para una persona debe ser siempre su salud, no necesariamente por estética si no por calidad de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here