Tips para prevenir y detectar infecciones urinarias

0
262

La infección urinaria es provocada por la invasión de microorganismos en el tracto urinario.

La orina normal no tiene gérmenes, sin embargo, las bacterias pueden entrar en las vías urinarias desde 2 fuentes:

  • La piel alrededor del recto y los genitales.
  • El torrente sanguíneo que viene de otras partes del cuerpo (en cuyo caso la infección afecta directo a los riñones).

Las infecciones del tracto urinario generalmente son producidas por bacterias, aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos oparásitos.

La mayoría de las infecciones urinarias ocurre en las vías inferiores (vejiga y uretra).

Las bacterias pueden provocar infección en cualquier parte de las vías urinarias o en todas ellas, incluidas las siguientes:

  • Uretra: la infección en la uretra se denomina uretritis.
  • Vejiga: la infección en la vejiga se denomina cistitis.
  • Los riñones: la infección en los riñones se denomina pielonefritis.

Causas:

La mayoría son causadas por bacterias que ingresan a la uretra y luego a la vejiga, pero puede propagarse a los riñones.

Aunque generalmente nuestro cuerpo puede librarse de estas bacterias, algunas afecciones aumentan el riesgo de una infección.

Las mujeres son más propensas a sufrir una infección urinaria debido a que su uretra es más corta y está más cerca del ano.

Esto significa que la distancia que recorren las bacterias es mucho mas corta y les resulta más fácil alcanzar la vejiga.

Hay diversos factores que inciden en la aparición de las infecciones urinarias y son variables de acuerdo a la edad y el sexo de la persona:

  • Mujeres jóvenes: la causa más común es antecedentes de infecciones en la madre, el uso de espermicidas y después de mantener relaciones sexuales.
  • En mujeres postmenopáusicas: son más frecuentes en aquellas mujeres que tienen antecedentes de infecciones urinarias previas en la edad fértil.
  • Varones jóvenes: las infecciones son poco frecuentes en los hombres y si aparecen es en relación con la actividad sexual.
  • Hombres mayores de 50 años: la causa más frecuente es una infección bacteriana persistente en la próstata.
  • Ambos sexos y mayores de 80 años: tienen gran impacto cuando están hospitalizados o sean portadores de sondas permanentes en la orina.
Una infección urinaria puede provocar dolores y ardor al orinar.

Existen otros factores que incrementan las probabilidades de presentar una infección urinaria, entre los que podemos mencionar:

  • La diabetes.
  • Edad avanzada y enfermedades que afecten tus hábitos de cuidado personal.
  • Problemas para vaciar completamente la vejiga.
  • Tener una sonda vesical.
  • Incontinencia intestinal.
  • Cálculos renales.
  • Próstata agrandada, uretra estrecha o algún factor que bloquee el flujo de la orina.
  • Permanecer inmóvil por largos periodos de tiempo.
  • El embarazo.
  • Cirugías u procedimientos en las vías urinarias.

Síntomas

Los síntomas de una infección urinaria incluyen:

  • Fiebre y escalofríos (la fiebre significa que la infección ha alcanzado los riñones).
  • Dolor o ardor al orinar (picazón o quemazón).
  • Orinar con mayor frecuencia o dificultad para hacer salir la orina.
  • Dolor abdominal.
  • Dolor en el costado o en la espalda (infección en los riñones).
  • Mal olor en la orina.
  • Mal olor en los genitales.
  • Color turbio, lechoso (espeso) o con sangre en la orina.
  • Irritabilidad y pérdida de apetito.
  • Enrojecimiento en la vulva y picor vaginal (mujeres).
  • Náuseas y vómitos.
  • Ligera presión por encima del hueso púbico (mujeres) ó dilatación del recto (hombres).

¿Cómo podemos prevenir una infección urinaria? Recomendaciones

EL hecho de seguir una dieta equilibrada y llevar un estilo de vida saludable puede ayudarte a prevenir una infección urinaria.

Debemos tomar almenos 2 litros diarios para favorecer la diureis.

Es sumamente importante no retener la orina y beber agua de forma habitual.

Es importante orinar después de cada relación sexual, ya que esto ayuda a eliminar posibles agentes infecciosos.

Algunos preservativos, cremas, espermicidas o el diafragma no son recomendables para personas propensas a padecer una infección urinaria.

Las prendas intimas ajustadas y fabricadas con fibras sintéticas propician el desarrollo de infecciones, por lo tanto es mejor usar prendas que permitan transpirar como el algodón.

Utilice productos de higiene neutros, libres de fragancias y sustancias potencialmente irritantes.

Es muy importante en el caso de las mujeres el asearse desde adelante hacia atrás, para evitar que las bacterias del ano entren a la vagina y provoquen alguna infección.

Tratamientos:

Para combatir una infección urinaria, primero debemos saber que tipo de infección tenemos.

Si es una infección causada por una bacteria se utilizan antibióticos, pero si es causada por un virus se usan medicamentos antivirales.

Lo mejor es que si tenemos sospecha de tener una infección urinaria acudamos a nuestro médico de confianza.

El médico una vez que determine la causa de la infección le recetará un tratamiento adecuado, es muy importante no automedicarse.

Los médicos recomiendan beber grandes cantidades de agua, ya que nos ayuda a limpiar el tracto urinario de bacterias

Utilizar ropa interior hecha de algodon es la mejor opción ya que este tipo de tela nos permite transpirar.

Las infecciones urinarias son un tema que no debemos tomar a la ligera. Ya que si no es tratada puede evolucionar y tener consecuncias más graves para nuestra salud.

Es muy importante el hecho de tener una buena higiene personal y estar atento a cualquier síntoma que pueda indicarnos la presencia de una infección.

Utilizar ropa interior adecuada no solamente nos ayudará a prevenir una infección si no también nos puede evitar la aparicion de irritación en la piel producto de la transpiración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here