La diabetes puede afectar tu sexualidad

0
437

La diabetes es una enfermedad crónica en la que los niveles de azúcar en la sangre son muy altos.

La glucosa es la principal fuente de energía y proviene de los alimentos que consumimos.

La insulina es una hormona que produce el páncreas y ayuda a que la glucosa de los alimentos ingrese a las células para usarse como energía.

Cuando el cuerpo no produce suficiente insulina, no produce del todo o no la usa adecuadamente, la glucosa se queda en la sangre y no llega a las células dando como resultado la diabetes.

Según datos de la OMS tenemos que:

  • 442 millones de adultos tienen diabetes, es decir 1 de cada 11 personas.
  • La genética, la edad y el historial familiar incrementan el riesgo de padecer diabetes.
  • La prevalencia de la diabetes ha aumentado con mayor rapidez en los países de ingresos medianos y bajos.
La diabetes aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. 

Como nos afecta la diabetes:

La diabetes afecta de distinta manera tanto a hombres como a mujeres.

Respecto a la sexualidad los afecta de manera diferenciada y no solo en hábitos y costumbres si no en cuanto al propio deseo sexual.

En la respuesta sexual intervienen diferentes órganos y sistemas que se ven afectados por la presencia de la diabetes.

Por ejemplo, el nivel alto de glucosa en la sangre ocasiona cansancio, mismo que puede disminuir el deseo sexual.

La diabetes afecta la irrigación sanguínea impidiendo que llegue a los genitales.

Efectos de la diabetes en las mujeres:

La diabetes en la mujer provoca falta de lubricación y expansión vaginal provocando dolor e imposibilidad de alcanzar el orgasmo.

En México, el 27% de mujeres que padecen diabetes presenta algún tipo de disfunción sexual, mientras que solo el 15% de mujeres sin diabetes manifiestan disfunción.

Hasta un 35% de mujeres con diabetes puede experimentar una reducción o ausencia de respuesta sexual.

Esto sucede debido a que con la neuropatía diabética, las células que recubren el interior de la vagina están dañadas produciendo sequedad y molestias durante la relación sexual.

Con niveles altos de glucosa en la sangre, la mujer es más propensa a infecciones vaginales.

Efectos de la diabetes en los hombres:

En cuanto a los hombres, la diabetes puede dañar su sistema nervioso ya sea en los nervios del pene o en la médula espinal.

Este problema resulta en disfunción eréctil de gravedad variable.

La diabetes en el varón dificulta lograr y mantener una erección.

La diabetes provoca trastornos de eyaculación con riesgo de infertilidad o que una parte del semen durante el orgasmo se vaya a la vejiga en lugar de ser expulsado al exterior (eyaculación retrógrada).

En el caso de los varones con diabetes, el 50% presenta disfunción eréctil y se desarrolla dentro de los 10 años posteriores al diagnóstico.

La disfunción eréctil está asociada con un incremento de estrés provocado por la diabetes, un mal control metabólico y un aumento en los síntomas depresivos.

Los niveles de óxido nítrico sintetasa (encima que interviene en uno de los pasos de la erección del pene) están disminuidos en personas con diabetes, fumadores y personas con deficiencia de testosterona.

La diabetes puede provocar trastornos en tu fertilidad, ya que afecta la eyaculación del líquido seminal, alteraciones hormonales y testiculares debido a la neuropatía o vasculopatía diabética.

La diabetes puede dañar los nervios, el tejido eréctil y los pequeños vasos sanguíneos en el pene:

  • El daño en el tejido eréctil no permitirá que las fibras musculares del pene se relajen adecuadamente, de manera que el pene no se puede llenar durante la erección.
  • Los nervios dañados pueden dar lugar a menos sensaciones en el pene y menos señalización hacia él desde el cerebro, lo que hace más difícil conseguir y mantener una erección.
  • El daño en los vasos sanguíneos también impedirá que el tejido eréctil se llene de sangre.
Si presentas algún síntoma de disfunción sexual es necesario que lo comentes con tu médico para que recibas tratamiento temprano y oportuno.

Si padeces diabetes y sientes que es la causa de los problemas en su vida sexual deberás hablar sobre ello con tu médico de confianza.

Tu médico comprobará si existen alteraciones en las arterias o el sistema nervioso que puedan estar afectándote y puede darte un tratamiento para ayudarte.

Así mismo, el médico puede comprobar si alguno de los medicamento que tomas está causando o contribuye a la disfunción eréctil.

Afortunadamente, el tratamiento para la disfunción eréctil en la diabetes ha mejorado considerablemente.

A menudo el primer paso es reconocer el problema pero también es el mayor obstáculo.

Una vez que se ha superado, con ayuda y apoyo de tu pareja y del médico, puedes empezar el tratamiento.


A pesar de que un buen número de pacientes con diabetes presenta alguna de disfunción sexual, la mayoría no se atreve a hablar con su médico.

Es muy importante vencer esta barrera y cuando notemos señales de algún problema sexual acudamos a nuestro médico.

La atención oportuna y adecuada permitirá que una persona con diabetes pueda tener una vida sexual satisfactoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here