Datos y signos de cáncer de útero que todas deberíamos conocer

0
564

Hoy en día con el ajetreo que tiene actualmente la vida de una mujer entre la casa, el trabajo, la pareja y los hijos es poco el tiempo que le dedicamos a nuestra salud.

En realidad hay muy pocas mujeres que acuden al médico a realizarse chequeos de rutina, si no que acuden cuando ya tienen un dolor o molestia insoportable.

Muchas veces no nos damos cuenta que con ese tipo de actitud estamos poniendo en riesgo nuestra vida y muestra de ello son las cifras actuales de cáncer de útero.

Una visita temprana al médico puede marcar la diferencia y salvar tu vida.

¿Qué es el cáncer de útero?

El cáncer de útero es la variedad de cáncer más frecuente en el aparato reproductor de la mujer.

Se origina cuando nuestras células sanas del útero se alteran y proliferan sin control originando una masa conocida como tumor.

Dicho tumor puede ser maligno o benigno:

  • Benigno significa que el tumor puede crecer pero nunca invadirá otros tejidos.
  • Maligno significa que el tumor puede crecer y diseminarse en otras partes del cuerpo.

El cáncer uterino generalmente se presenta despúes de la menopausia y es más común en mujeres que tienen obesidad.

También puede estar en riesgo si recibió terapia de reemplazo hormonal solo con estrógeno (terapia hormonal para la menopausia) por muchos años.

Las pruebas para detectar este tipo de cáncer incluyen:

  • Exámen pélvico.
  • Pruebas de imagen.
  • Biopsia

Fases de un tumor en el útero:

Para determinar el mejor tratamiento para el cancer de útero y trazar el pronóstico de la paciente es impotante que despúes de la intervención quirúrgica se clasifique el tumor y se determine en qué fase se encuentra.

La gran mayoría de las pacientes se diagnostican en las fases más precoces, por lo que el pronóstico en esos casos es muy bueno.

Hay diferentes formas de estadiar este tumor, según se siga la estadificación FIGO o TNM ( T: tamaño del tumor, N: afectación de ganglios linfáticos y M: metástasis a distancia).

El cáncer de útero es la variedad más frecuente en el aparato reproductor de la mujer.

Estadios del cáncer de útero:

  • I: el cáncer se encuentra localizado en el endometrio, esta etapa se puede subdividir en A y B, dependiendo de la profundidad del tumor en la pared del útero. Se corresponde según el TNM a T1 (T1a o T1b).
  • II: el tumor se ha diseminado desde el cuerpo del útero hasta alcanzar el cérvix o cuello del útero, sin extenderse más allá del útero. Se corresponde según el TNM a T2
  • III: la lesión alcanza otras estructuras fuera del útero (ovarios, vagina, ganglios de la pelvis) pero permanece confinado a la pelvis. Se corresponde según el TNM a T3 y si tiene ganglios positivos sería N1.
  • IV: el cáncer puede afectar al recto, vejiga y/o ha alcanzado otros órganos más alejados. Se corresponde según el TNM a T4 y si afecta a otros órganos sería M1.

Fases del cáncer de útero según el grado:

Las células que forman el tumor de endometrio se dividen en función del grado.

El grado está en relación al parecido que poseen las células tumorales con respecto a las células normales del endometrio, e indica la velocidad con la que el cáncer puede desarrollarse: 

  • Grado 1 o bien diferenciado: las células se parecen mucho a las células normales y son tumores que crecen despacio.
  • Cáncer Grado 2 o moderadamente diferenciado: guardan cierta semejanza con las células de origen y su crecimiento es más rápido que en el grado 1.
  • Grado 3 o indiferenciado: no se parecen a las células de origen y crecen rápido y con más frecuencia se diseminan.

Tratamientos:

El tratamiento más común es la Histerectomía, que es una cirugía para extirpar el útero y a veces se extrae tambien los ovarios y trompas de falopio.

Otros tratamientos incluyen terapia hormonal, radioterapia y quimioterapia. Algunas mujeres reciben más de un tratamiento.

El tratamiento más común para el cáncer de útero es la Histerectomía.

Existen varias cepas del virus del papiloma humano (VPH) que tienen un rol importante en la aparición de los tipos de cáncer de cuello uterino.

Al ser expuesta al VPH, nuestro sistema inmune normalmente impide que el virus produzca algún daño.

Sin embargo en algunas mujeres el virus sobrevive durante años, lo que contribuye a que las células de la superficie del cuello uterino se transformen en cancerígenas.

Cifras y datos de la Organización Mundial de la Salud:

El tumor de útero y endometrio es el cuarto cáncer más frecuente en la población femenina, tras el cáncer de mama, intestino y pulmón.

La mayoría se diagnostican en mujeres con edades comprendidas entre los 50 y 70 años.

Suele dar síntomas en las fases iniciales de la enfermedad.

Generalmente en el momento del diagnóstico la mayoría de los tumores están localizados en el útero sin diseminación a otros órganos o a los ganglios linfáticos, lo que explica los buenos resultados de supervivencia a 5 años, que oscila entre un 90%- 83 %.

Es posible reducir el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer al hacerse pruebas de detección y recibir una vacuna que protege contra la infección del VPH.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se tienen los siguientes datos:

  • En 2018 más de 72 000 mujeres fueron diagnosticadas con cáncer de útero y casi 34 000 fallecieron por esta enfermedad en América.
  • Las tasas de mortalidad son 3 veces más altas en América Latina y el Caribe que en Norteamérica, evidenciando desigualdades en salud.
  • La vacunación contra el Virus del papiloma humano reduce significativamente el riesgo de cáncer de útero.

    Se recomienda vacunar a las niñas de 9 a 14 años de edad que es cuando la vacuna es más efectiva.

    Sin embargo, esta vacuna está disponible solo en 35 países y las tasas de cobertura no alcanzan al 80% de las niñas.

¿Cuáles son las señales que me permiten sospechar la presencia de cáncer de útero?

Es importante que recordemos que el Cáncer no suele manifestar síntomas concretos hasta que se ha convertido en un cáncer invasivo.

Es sumamente importante realizarse chequeos de rutina y si sentimos algún dolor, molestia o notamos algo extraño en nuestro cuerpo aunque sea leve acudir al médico para una revisión. Puede salvar tu vida!

Sin embargo existen señales que nos pueden revelar la presencia de este tipo de cáncer:

  • Sangrado vaginal anormal: despúes del coito, entre periodos, despúes de una ducha vaginal o tras un exámen pélvico.
  • Menstruaciones excesivamente abundantes (menstruaciones que antes no se tenían).
  • Flujo con sangre (cuando se está en la menopausia).
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Secreciones vaginales inusuales, las cuáles pueden adquirir una coloración blanca o marron oscro e incluso tener un mal olor.
  • Dolor de espalda y pélvis.
  • Dificultad para orinar o defecar.
  • Presentar hinchazón en una o ambas piernas.

Muchas de éstas señales te pueden parecer familiares a las de por ejemplo alguna infección vaginal.

Por esta razón es muy importante el acudir al médico ante cualquier cambio extraño en tu cuerpo.

Date un tiempo para cuidar de tí, cualquier chequeo puede hacer la diferencia para una detección temprana y salvar tu vida!


El cáncer es una enfermedad que no respeta credo o estatus social, todos somos propensos a ella.

Esta enfermedad ha cobrado una enorme cantidad de vidas alrededor del mundo, una enfermedad desgastante tanto para quien la padece como para sus familias causando un inmenso dolor.

Actualmente es una enfermedad que no tiene cura, el mejor chance que tenemos para combatirla es la detección temprana que incrementa considerablemente nuestras posibilidades de sobrevivir a ella.

Nunca debemos dejar de lado nuestra salud, es sumamente importante realizarse chequeos de rutina y si sentimos algún dolor, molestia o notamos algo extraño en nuestro cuerpo aunque sea leve acudir al médico para una revisión.

Esa visita temprana puede marcar la diferencia y salvar tu vida.

Artículo anteriorEjercicios cardiovasculares que mejoran la circulación
Artículo siguienteBeneficios del consumo de gelatina
Soy una costarricense residente en México, por lo general soy una persona bastante sociable, me gusta trabajar en equipo y llevarme bien con mis compañeros eso hace más ameno el ambiente de trabajo y que pueda ambientarme y adaptarme a diferentes situaciones, uno de mis objetivos es siempre ser lo más eficiente posible en lo que hago, me gusta el orden y honestidad en las cosas y por lo general eso hace que sea buena en resolución de conflictos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here