Beneficios y propiedades medicinales del tomate

0
152

El tomate es parte de la familia de las solanáceas, la misma familia de las berenjenas, pimientos y pimentones.

El tomate es un alimento extremadamente nutritivo, debido a que en cuanto más se consume menores riesgos de desarrollar cáncer, diabetes y enfermedades cardíacas tendremos.

Promueve una mejor salud para el cabello, aumento de energía, disminución de peso y prevenir la obesidad.

Seguir una dieta con alto contenido de agua y fibra como los tomates ayuda en la hidratación y estimula los movimientos intestinales.

Esto hace que el tomate se describa comúnmente como un fruto laxante.

El tomate es rico en betacaroteno, licopeno y luteína que son poderosos antioxidantes.

Estos nos ayudan a proteger los ojos de los daños producidos por la luz, el desarrollo de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad.

Un tomate nos aporta unas 22 Kcal/100 g y 94 g/100 g de agua.

Beneficios del tomate:

El tomate se puede consumir tanto en su forma cruda en recetas de ensaladas como transformado en salsa y guisado.

Por su gran versatilidad hace que sea más fácil alcanzar la ingesta del número de raciones recomendadas.

Es un alimento muy recomendable para cualquier persona sana, niño o adulto y encaja muy bien en dietas de control de peso debido las pocas calorías que aporta.

Es importante conocer que gran parte de las vitaminas y minerales que contienen los tomates se encuentran en su piel.

Por lo que si lo pelamos podríamos estar tirando a la basura gran parte de sus nutrientes.

Lo mejor es que consumas el tomate entero, sin pelar.

Contra el cáncer:

El tomate además de contener betacaroteno, también contiene vitamina C y otros antioxidantes.

Todos estos componentes son protagonistas en la lucha contra la formación de radicales libres, que son conocidos por ayudar a crear células cancerosas.

Estudios publicados por la revista Molecular Cancer Research descubrieron que hay un fuerte vínculo entre la ingesta de grandes cantidades de betacaroteno y la prevención del cáncer de próstata.

Otro estudio muestra que el consumo de betacaroteno reduce el cáncer de colon, sí como la ingesta fibras de frutas y vegetales se relaciona con la disminución del riesgo de cáncer colorrectal.

El tomate y la diabetes:

En el caso de las personas diabéticas, estudios demuestran que quienes padecen de diabetes tipo 1 que tienen una dieta alta en fibra tienen menores niveles de glucosa en la sangre.

Quienes padecen de diabetes tipo 2 mejoran sus niveles de azúcar, lípidos e insulina.

Enfermedades cardíacas:

El tomate tiene un contenido de colina, fibra potasio y vitamina C; estas sustancias son importantes para mantener nuestra salud cardíaca.

Los tomates tienen folato, esto nos ayuda a equilibrar los niveles de homocisteína y es un aminoácido resultante de la degradación de proteínas.

La homocisteína es una sustancia investigada por ser la responsable del aumento de ataques al corazón y derrames.

El equilibrio de los niveles de homocisteína por el folato, reduce uno de los factores de riesgo para las enfermedades relacionadas al corazón.

También nos ayuda en la protección contra el deterioro muscular, preservar la densidad mineral ósea y reducir la producción de los cálculos renales.

Presión arterial:

El tomate también nos ayuda a controlar la presión sanguínea.

La baja ingesta de sodio por si sola es esencial para mantener la presión sanguínea sana.

Pero la ingesta de potasio tiene un papel fundamental en la ampliación de las arterias.

El alto consumo de potasio y bajo consumo de sodio están asociadas a un riesgo considerablemente menor (20%) de muertes, sea cual sea la causa.

La mayoría de propiedades beneficiosas del tomate se encuentran en su piel, por lo que, lo mejor es que lo comas con cáscara.

Efectos adversos del tomate:

Como todos los alimentos naturales, el tomate tiene muchos beneficios, pero su ingesta excesiva puede producir ciertos riesgos.

Las personas con problemas cardíacos y que utilizan medicamentos beta bloqueadores deben disminuir la ingesta de tomate.

Esto debido a que aumenta los niveles de potasio en la sangre.

El alto consumo de tomate puede provocar problemas a quienes sufren de insuficiencia renal, ya que el potasio en exceso en la sangre puede ser fatal.

Personas con problemas de reflujo gastroesofágico pueden tener síntomas aumentados como por ejemplo:

  • Ardor en el estómago.
  • Vómitos al ingerir alimentos ácidos.

Sin embargo esto varia de persona a persona.

Por su contenido en potasio, la ingesta de tomate está también contraindicada en aquellas personas que deban restringir el consumo de este mineral.

Como es el caso de los enfermos con patología renal, como insuficiencia renal aguda o crónica, daños graves en tejidos, déficit de insulina o acidosis metabólica.

Las personas que siguen tratamientos de quimioterapia sufren mucositis, una alteración de la mucosa de la boca que produce inflamación y llagas cuyo dolor se acentúa con los alimentos ácidos como el tomate.


El tomate es un producto de fácil acceso, muy versátil en distintas recetas no solo para su ingesta si no también se utiliza en mascarillas de belleza.

También es fácil de cultivar por si estás interesado en consumirlo de la manera más natural posible.

Tiene muchísimos beneficios pero como todo, en exceso puede llegar a ser dañino si padecemos ciertas afecciones.

Artículo anteriorTratamientos naturales para la acidez estomacal
Soy una costarricense residente en México, por lo general soy una persona bastante sociable, me gusta trabajar en equipo y llevarme bien con mis compañeros eso hace más ameno el ambiente de trabajo y que pueda ambientarme y adaptarme a diferentes situaciones, uno de mis objetivos es siempre ser lo más eficiente posible en lo que hago, me gusta el orden y honestidad en las cosas y por lo general eso hace que sea buena en resolución de conflictos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here