Beneficios del consumo de sandía

0
164

Cuando se aproximan los calurosos días de verano uno de los mayores placeres que podemos tener es comernos un jugoso pedazo de sandía para refrescarnos.

La sandía es una de las frutas más solicitadas durante las épocas calurosas debido a su gran contenido de agua.

Sin embargo pocas personas saben que además de refrescarnos, la sandía nos garantiza diversos beneficios para nuestra salud.

La sandía nos aporta más del 90% de agua esta es una de las razones que la posicionan como la fruta estrella en épocas calurosas.

La sandía es una gran fuente de potasio, zinc, vitamina C, hierro, calcio y magnesio.

Al mismo tiempo tiene solamente 30 calorías por cada 100 gramos por lo que es una excelente opción para quienes buscan adelgazar.

Nos ayuda a mantener el nivel de agua en nuestro cuerpo, contribuyendo a una mejor hidratación.

La sandía tiene una gran cantidad de sales de rehidratación que promueven la reducción de los mareos.

Contiene licopeno que es un antioxidante de gran alcance que nos ayuda a luchar contra las células cancerosas en el pulmón, colon, próstata y mama.

Nos brinda beneficios para el corazón y la presión arterial:

Cuando hablamos de la salud del corazón, la sandía juega un papel muy importante.

La sandía no contiene grasa, tiene vitamina C, licopeno y betacaroteno; estos compuestos nos ayudan a prevenir enfermedades del corazón.

Al mismo tiempo nos ayuda a reducir el LDL, el colesterol malo en los vasos sanguíneos.

En cuanto a la presión arterial, el potasio y el magnesio en la sandía son responsables de su reducción.

La sandía es rica en nutrientes como vitamina A, B, C y potasio.

Beneficios para la piel y personas diabéticas:

La sandía actúa de manera eficaz contra los radicales libres, es decir, protege la piel contra los rayos solares que tanto nos dañan.

La combinación de antioxidantes y vitamina C nos ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro.

Para las personas diabéticas, la sandía es excelente ya que contiene un bajo nivel de azúcar, grandes cantidades de agua y nutrientes como la arginina que regula la insulina en el cuerpo.

A muchos les preocupa la cantidad de azúcar en la sandía pero esto es un malentendido ya que su contenido de azúcar gramo por gramo es mucho menor que en otras frutas.

Por ejemplo: una taza de sandía picada tiene 9 gramos de azúcar, por otro lado un plátano mediano contiene 14 a 15 gramos de azúcar.

Si bien la sandía tiene un índice glicémico alto, eso también genera confusión.

De hecho, su alto contenido de agua le da una carga glicémica más baja, lo que quiere decir que no aumenta rápidamente el azúcar en la sangre si se consume de manera normal.

Licopeno:

La verdadera fortaleza de la sandía es el licopeno, que es el pigmento antioxidante que da a esta fruta su color rojo intenso.

Estudios sugieren que el licopeno tiene beneficios cardiovasculares, entre ellos:

  • Disminuye el riesgo de infartos cerebrales.
  • Te protege contra distintos tipos de cáncer.

El licopeno de la sandía se absorbe fácilmente en el cuerpo.

Vitaminas:

La sandía es rica en vitamina C, esta nos ayuda a reforzar nuestro sistema inmune que nos ayuda a combatir resfriados.

Nos ayuda a la cicatrización de heridas, debido a que esta vitamina es esencial para la formación de nuevo tejido conectivo.

Así mismo nos ayuda en la formación de colágeno, el componente principal para la cicatrización de heridas.

Es fuente de beta-caroteno, que se convierte en vitamina A, esta nos ayuda a producir los pigmentos en la retina del ojo y nos protege de la degeneración macular relacionada con la edad.

La sandía también puede ayudar a reducir el dolor que aparece en ciertos músculos cuando hacemos ejercicio.

Afrodisíaco:

La sandía se considera un afrodisíaco debido a diversos estudios que demuestran que al consumirla de manera habitual tiene efectos sobre la erección masculina.

Esto debido a que relaja y dilate los vasos sanguíneos, mejorando el flujo de sangre en el pene de una manera similar al efecto de la viagra.

Diurético:

La sandía nos ayuda a eliminar toxinas debido a que aumenta la secreción de orina por los riñones.

Debido a su alto contenido de fibra también favorece la limpieza de los intestinos y mejora el tránsito intestinal.


La sandía definitivamente es la reina de las frutas del verano, con su sabor refrescante y dulce es uno de los mejores placeres del verano.

Consumirla en porciones adecuadas trae diversos beneficios para nuestra salud al mismo tiempo en que nos hidratamos.

A la Sandía se le denomina muchas veces como “la fruta que es buena para todo”.

Esto no es una exageración, ya que recientes estudios revelaron que, es la fruta perfecta en estados de cansancio o debilidad, incluso nos ayuda a recuperarnos más rápido después de haber realizado esfuerzo físico o practicar algún deporte, ya que su aporte es ideal cuando nos duelen los músculos.

Artículo anteriorBeneficios del consumo de sal rosada del Himalaya
Artículo siguienteTratamientos naturales para la acidez estomacal
Soy una costarricense residente en México, por lo general soy una persona bastante sociable, me gusta trabajar en equipo y llevarme bien con mis compañeros eso hace más ameno el ambiente de trabajo y que pueda ambientarme y adaptarme a diferentes situaciones, uno de mis objetivos es siempre ser lo más eficiente posible en lo que hago, me gusta el orden y honestidad en las cosas y por lo general eso hace que sea buena en resolución de conflictos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here